Como hacer la base de un diorama

Como hacer la base de un diorama

Josep Sancho

Cuando vemos un diorama construido y bien realizado, lo primero que pensamos es que nosotros no sabríamos hacerlo. Por no saber, no sabemos siquiera cómo empezar. Nos parece que ni siquiera sabríamos colocar el soporte para el diorama y que los materiales que se utilizan son de un mundo que nosotros desconocemos. A nuestro entender los que saben hacer dioramas son como marcianos con capacidades cerebrales de alto nivel.

Uno de los objetivos de estos artículos, es desmitificar estas ideas. En primer lugar, la base de los dioramas y el soporte de la decoración, pueden estar hechos de materiales muy comunes, normalmente reciclados, como, por ejemplo, el cartón de cajas de embalaje; el corcho blanco, también de embalajes y  papel de periódico entre otros.

En la foto –que como todas las del artículo se puede ampliar con un clic–  puede verse uno de los muchos sistemas utilizados.

 

Plantearé a continuación y como un simple ejemplo  la sencilla idea de un pequeño diorama de 20 x 20 cm aproximadamente. Se trata de un camino de montaña situado en el nivel medio.  El diorama constará de tres niveles, el nivel más alto estará ocupado por la montaña a mitad de cuya ladera –nivel medio– se  sitúa  el camino;  el tercer nivel corresponde a la parte inferior de la montaña.

Para daros una idea más clara ver la foto.

Empezaremos  procurándonos los materiales: una plancha de cartón pluma de 200 x 200 x 10 mm para la base, cartón de cajas de embalaje que recortaremos primero en forma de tiras de 3 x 5 cm que utilizaremos para soporte del camino y el resto en  trozos  cortados de manera que asemejen diversos perfiles de montaña. Los trozos cortados se pegan con cola blanca de carpintero, procurando que dicha cola sea un poco espesa para que se mantengan en pie los cartones pegados.

En la imagen puede apreciarse el resultado obtenido.

Una vez tengamos la estructura rígida procederemos a rellenar los huecos con papel de periódico arrugado de modo parecido al que puede apreciarse en las imágenes siguientes.

 

La siguiente operación  será tapar el diorama, de nuevo con papel de periódico, pero esa vez sin arrugarlo y habiéndolo empapado previamente con cola blanca diluida en agua, ayudándonos de un pincel plano. Pondremos varias capas de papel para que quede rígido al secarse.

 

En la imagen puede verse que no hace falta que el papel cubra el diorama por completo; normalmente se van cortando pequeños trozos y se va tapando poco a poco.

Al final, con el mismo pincel se unifica todo con la misma cola para que quede bien empapado y se deja secar.

 

En las fotos puede verse el resultado final de ésta etapa.

   

La siguiente operación consiste en poner pasta de moldear por encima del papel de periódico. En este diorama he utilizado masilla del tipo pluma que se encuentra fácilmente en comercios de bricolaje. Se trata de una masilla para tapar las grietas de las paredes: es barata, no pesa y es fácil de aplicar. El inconveniente  es que las capas no pueden ser demasiado gruesas por que tardarían demasiado en secarse en el caso que lo hicieran. Puede aplicarse tal como viene originalmente o bien diluida en agua dejándola casi liquida pero sin llegar serlo, para poder aplicarla con un pincel. Esta última opción es la que hemos usado en nuestro diorama.

Una vez preparada la pasta, la esparcimos por todo el diorama. Pondremos un poco más en la parte que corresponde al camino para obtener el grueso suficiente que nos permita marcar las rodaduras de los vehículos que, se supone, han ido pasando por él. Esas huellas de rodadura pueden realizarse con el vehículo, de escala apropiada, que se tenga a mano o mediante una espátula si se tiene el pulso necesario. Tanto en un caso como en el otro habrá que esperar unos 15 minutos después de haber aplicado la pasta para que ésta se haya endurecido un poco.

          

Acabamos esa fase dando textura a las superficies. Lo haremos con un brocha seca, un poco ancha, con la que iremos dando golpecitos sobre la superficie para que queden marcadas las puntas de las hebras de la brocha y teniendo la precaución de ir limpiando la brocha cuando veamos que ha quedado resto de masilla pegada a las hebras.

 

Una vez el diorama esté totalmente seco empezaremos su decoración

Primero pintaremos todo el diorama con un color base. Utilizaremos el color blanco

mezclado muy ligeramente con un ocre para que quede un color parecido a un helado de vainilla.

La pintura que se utiliza es pintura acrílica, sea o no de pared, pero que sea preferentemente pintura con base de agua.

Recomiendo además que esté muy diluida. De ese modo se facilitan las operaciones a realizar, se consigue que el satinado que deja este tipo de pinturas quede muy reducido y se obtiene un tono mate parecido al de la realidad.

    

Una vez más hay que esperar a que esté completamente seco. Procederemos ahora a poner el siguiente color que será un marrón oscuro con un toque de ocre. De nuevo usaremos una pintura muy liquida diluyéndola con agua. La aplicaremos por sectores pequeños que limpiaremos, antes de pasar al sector siguiente, con papel de cocina.  Deberemos cuidar de ir secando suavemente con el papel  sin fregar de manera que el papel vaya quedando empapado. Seguiremos con este procedimiento hasta cubrir toda la superficie. El resultado final puede apreciarse en las imágenes siguientes.

Ya solo nos falta hacer las texturas del camino, poner la vegetación, los árboles y los detalles complementarios.

Para hacer la textura del camino se utiliza arena muy fina o aserrín. Se esparce por todo el camino pegado con cola blanca.  Después de van dando toques con acuarela para conseguir que el camino tenga diferentes tonos. Utilizamos la acuarela por ser un tipo de colorante que no anula el anterior sino que se transparenta mezclándose con el color anterior.

Una vez colocada la textura se colocan a intervalos, no seguido,  algunas hierbas en el centro del camino. Véanse las fotos siguientes.

 

Faltan los toques finales que dependen de la idea que se tenga para simular la vegetación del diorama.

Existen en el mercado diversas marcas de productos para la decoración. Buscando adecuadamente se pueden simular los diferentes tipos de vegetación, árboles, plantas, etc..

En las siguientes imágenes vemos una manera de proceder.

 

Y este es el resultado final.